CCPBC

Usted esta en: Home

Determinación de la prima en el seguro de riesgos de trabajo

determinacion

De conformidad con el Art. 32 del Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas Recaudación y Fiscalización, (en lo sucesivo denominado como el Reglamento”), las empresas en México cada año durante el mes de febrero deben de presentar los formatos CLEM 22 Y CLEM 22-A relacionados con la determinación de la Prima de Grado de Riesgo, para el pago de la cobertura del Seguro de Grado de Riesgo de Trabajo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual es un procedimiento que se debe revisar de manera anual para cuantificar con base en la siniestralidad de las empresas el riesgo de sus procesos productivos y por lo tanto la contribución a pagar al IMSS.

Para las empresas debidamente establecidas, uno de los los gastos más importantes que tienen de manera periódica es el relacionado con el pago de la las contribuciones en materia de seguridad social al IMSS, vinculado con los empleados que tienen laborando y en especial los incrementos que se pueden llegar a dar vinculados con la cobertura del Seguro de Grado de Riesgo de Trabajo.

En la práctica es común ver que a partir del segundo trimestre de cada año el IMSS, empieza a notificar a ciertas empresas oficios de rectificación de la Prima de Seguro de Riesgo del Trabajo (Prima de Riesgo), calculando ésta el monto que bajo sus criterios y registros de accidentes de trabajo debe pagar un contribuyente, con base en lo preceptuado por el Artículo 32 del Reglamento y no con base en lo establecido en el artículo 74 de la Ley del Seguro Social (La Ley).

Para mayor claridad, nos permitimos transcribir en lo conducente los preceptos legales antes citados.

Art. 74.  Ley del Seguro Social

“Las empresas tendrán la obligación de revisar anualmente su siniestralidad, conforme al período y dentro del plazo que señale el reglamento, para determinar si permanecen en la misma prima, se disminuye o aumenta.

La prima conforme a la cual estén cubriendo sus cuotas las empresas podrá ser modificada, aumentándola o disminuyéndola en una proporción no mayor al uno por ciento con respecto a la del año inmediato anterior, tomando en consideración los riesgos de trabajo terminados durante el lapso que fije el reglamento respectivo, con independencia de la fecha en que éstos hubieran ocurrido y la comprobación documental del establecimiento de programas o acciones preventivas de accidentes y enfermedades de trabajo...”.

Ejemplo numérico:

Prima anterior:               2.14253
Por: 0.01 = 0.02142
En caso de aumentar:     2.14253 + 0.02142
Nueva Prima:                  2.16395

Art. 32 Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización

“Los patrones revisarán anualmente su siniestralidad para determinar si permanecen en la misma prima, o si ésta se disminuye o aumenta, de acuerdo a las reglas siguientes:

I. La siniestralidad se obtendrá con base en los casos de riesgos de trabajo terminados durante el periodo comprendido entre el primero de enero y el treinta y uno de diciembre del año de que se trate, atendiendo para tal efecto a lo establecido en el artículo 72 de la Ley;

II. Para la fijación de la prima se considerará el valor del grado de siniestralidad de la empresa al que se le sumará la prima mínima de riesgo, conforme a la fórmula que se establece en la Ley y en este Reglamento.

El valor obtenido deberá expresarse en por ciento y se comparará con la prima en que la empresa cubre sus cuotas al momento de la revisión. Si el valor es el mismo, se continuará aplicando la misma prima. En caso de que sean diferentes procederá la nueva prima, aumentándola o disminuyéndola en una proporción no mayor al uno por ciento del salario base de cotización, con respecto a la prima del año inmediato anterior con que la empresa venía cubriendo sus cuotas, en los términos del artículo 74 de la Ley;

III. La prima obtenida de conformidad con las fracciones anteriores, tendrá vigencia desde el primero de marzo del año siguiente a aquel en que concluyó el periodo computado y hasta el día último de febrero del año subsecuente”; …

Ejemplo numérico:

Prima anterior:                2.14253
Más: 1.0
En caso de aumentar:     2.14253 + 1.0
Nueva Prima:                  3.14253

El problema radica medularmente en que el IMSS aplica el Reglamento en donde se establece que la prima aumentará o disminuirá con respecto a la del año anterior tomando como referencia el Salario Base de Cotización, mientras que la Ley no hace tal referencia; por lo tanto, consideramos que el Reglamento va más allá de la Ley, lo cual es contrario a derecho.

El factor del 0.01% que marca la Ley debe ser un punto adicional a la prima existente y no el 1.0% como lo interpreta en muchos casos el IMSS, aunado a que lo hace sobre el salario base de cotización.

Sirve de fundamento la siguiente tesis del poder Judicial de la Federación.

PRIMA DE RIESGOS DE TRABAJO. SU DETERMINACIÓN DEBE REALIZARSE CON BASE EN UN PUNTO PORCENTUAL Y NO EN RELACIÓN AL UNO POR CIENTO SOBRE LA PRIMA DEL AÑO INMEDIATO ANTERIOR AL QUE SE VENÍA CUBRIENDO.

El aumento o disminución de la prima conforme a la cual los patrones se encuentran cubriendo sus cuotas de riesgos de trabajo ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, en términos de los artículos 74 de la Ley del Seguro Social y 32 del Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, Clasificación de Empresas, Recaudación y Fiscalización; debe calcularse en una proporción no mayor al uno por ciento con respecto a la del año inmediato anterior, esto es, un punto porcentual y no un uno por ciento sobre la prima del año inmediato anterior, pues en las referidas disposiciones se establece una cuestión de generalidad en términos porcentuales, y no así de relatividad sobre la prima que se venía cubriendo, situación que claramente puede corroborarse tomando en consideración; por un lado, los rangos máximos y mínimos de los porcentajes en los que las primas pueden ubicarse y, por otro, las diversas clases en las que una empresa puede encontrarse cotizando, supuestos en los cuales se manejan proporciones porcentuales y no de relatividad, con relación a porcentajes sobre primas anteriores con las que la empresa haya venido cubriendo sus respectivas cuotas.

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Epoca. Tomo XXII, Septiembre de 2005. Pág. 1526. Tesis Aislada.

Adicionalmente también consideramos que es ilegal el hecho de que Art. 32 del Reglamento vaya más allá de lo que preceptúa la propia Ley del Seguro Social en su Art. 72, al señalar que la prima para el pago de la cobertura del Seguro de Grado de Riesgo de Trabajo al IMSS aumentará o disminuirá con respecto a la del año anterior, tomando como referencia el Salario Base de Cotización; lo anterior violenta los principio generales de derecho conocidos como de Reserva de Ley y de Subordinación Jerárquica, toda vez que un reglamento no puede ni debe ir más allá de la ley que esta reglamentando.  Lo anterior ya ha sido ratificado por la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación a través de la aprobación de una Controversia Constitucional, la cual por su trascendencia nos permitimos transcribir.

FACULTAD REGLAMENTARIA. SUS LÍMITES.

La facultad reglamentaria está limitada por los principios de reserva de ley y de subordinación jerárquica. El primero se presenta cuando una norma constitucional reserva expresamente a la ley la regulación de una determinada materia, por lo que excluye la posibilidad de que los aspectos de esa reserva sean regulados por disposiciones de naturaleza distinta a la ley, esto es, por un lado, el legislador ordinario ha de establecer por sí mismo la regulación de la materia determinada y, por el otro, la materia reservada no puede regularse por otras normas secundarias, en especial el reglamento. El segundo principio, el de jerarquía normativa, consiste en que el ejercicio de la facultad reglamentaria no puede modificar o alterar el contenido de una ley, es decir, los reglamentos tienen como límite natural los alcances de las disposiciones que dan cuerpo y materia a la ley que reglamentan, detallando sus hipótesis y supuestos normativos de aplicación, sin que pueda contener mayores posibilidades o imponga distintas limitantes a las de la propia ley que va a reglamentar. Así, el ejercicio de la facultad reglamentaria debe realizarse única y exclusivamente dentro de la esfera de atribuciones propias del órgano facultado, pues la norma reglamentaria se emite por facultades explícitas o implícitas previstas en la ley o que de ella derivan, siendo precisamente esa zona donde pueden y deben expedirse reglamentos que provean a la exacta observancia de aquélla, por lo que al ser competencia exclusiva de la ley la determinación del qué, quién, dónde y cuándo de una situación jurídica general, hipotética y abstracta, al reglamento de ejecución competerá, por consecuencia, el cómo de esos mismos supuestos jurídicos. En tal virtud, si el reglamento sólo funciona en la zona del cómo, sus disposiciones podrán referirse a las otras preguntas (qué, quién, dónde y cuándo), siempre que éstas ya estén contestadas por la ley; es decir, el reglamento desenvuelve la obligatoriedad de un principio ya definido por la ley y, por tanto, no puede ir más allá de ella, ni extenderla a supuestos distintos ni mucho menos contradecirla, sino que sólo debe concretarse a indicar los medios para cumplirla y, además, cuando existe reserva de ley no podrá abordar los aspectos materia de tal disposición.

P./J. 30/2007

Acción de inconstitucionalidad 36/2006. Partido Acción Nacional. 23 de noviembre de 2006. Unanimidad de diez votos..

Instancia: Pleno. Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Epoca. Tomo XXV, Mayo de 2007. Pág. 1515. Tesis de Jurisprudencia.

Derivado de lo anterior, y sólo para aquellas empresas que el IMSS les haya aumentado la prima de grado de riesgo,  pueden impugnar la modificación de la Prima de Grado de Riesgo vía Juicio de Nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa; a fin de dejar sin efecto la modificación que les hayan notificado el IMSS y tributar conforme lo venían aplicando antes de que les notificara dicho organismo fiscal autónomo la modificación a la Prima de Grado de Riesgo.

Esperamos que esta información les sea de utilidad y quedamos a su disposición en caso de requerir más información o detalle respecto de los requisitos y plazos para interponer en caso de ser necesario el correspondiente medio de defensa.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla